martes, 29 de noviembre de 2016

POEMAS PREMIADOS EN EL 7º CONCURSO INTERNACIONAL DE POESÍA EDICIONES LITERARTE 2016

Concurso Declarado de Interés Cultural por la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación Argentina

1º PREMIO
Héctor Raúl Gurvit
Buenos Aires, Argentina
 
Página en blanco      


Y te mira en silencio,
con sus pies de gaviota martillando la arena.

¿Qué vértice acumula sus sílabas sin letras?

Hurga en el conventillo de una sombra de imágenes
y celebra el instante naufragio de su ciencia.

Esa página pálida acumula energía.

Encarna con su anemia la frustración del alma.

¿Cuánto dicen sus labios que imagina el discurso
la  imagen cadavérica de multitud de nadas?

Está como agotada de no haber dicho todo.

Desencaja su rostro de un croquis invisible
la languidez de un cielo que se desploma exánime.

Su lúgubre existencia provoca  y manipula.

La página te mira mientras abre un abismo
mientras consume sueños
y desploma certezas.

El blanco es a la noche como el sol a otra estrella.

Y la página en blanco
es un poema inmóvil.
***********************************************************************************
2º PREMIO
Alexander Buitrago Bolívar
Colombia

El oficio de la soledad                           

Mi idioma es la soledad
y hablo con olvidos prestados
de mis profundos olvidos
y de mis silencios arrendados,
y nunca escribo conjeturalmente
si no es con vértigo de pájaros
cayendo al fondo de las páginas,
páginas en blanco desmemoriadas
o renglones llenos de hierba
donde los poetas duermen 
a sus anchas
sin que nadie pueda interrumpir
su sueño del que somos parte,
sin que oigan el enjambre de campanas
que balanceo en la palma de mi mano
mientras escribo viento alrededor mío,
sin que muten a golondrinas o suspiros,
(los poetas son como los marineros
que un día cualquiera
zarpan hacia puertos distantes),
sin que sepan que yo caigo renglón abajo
como resbalando desde el verso de mi cima
sin arnés de vuelos que sostengan mi peso
o cuerdas que me aten a suspiros volando
o adjetivos que me crezcan de la espalda
como alas de fuga.

(Puedes desbaratar este poema de un soplo,
hurgar en su resina hasta su médula de pájaros
y talar su olvido para puertas de suspiros).
  
*****************************************************************************************************

3º PREMIO
Roxana Carina Mauri Nicastro
Santa Fe, Argentina
 
Interioridad
                                                                                 
Tras la puerta quedó el mundo de los ruidos.
Cancelamos los estímulos banales,
las pantallas, los apuros materiales,
la ilusión superficial de los sentidos.

Nos quitamos uno a uno los disfraces,
las caretas, las mochilas, los prejuicios,
el sopor indiferente de los vicios,
el asedio de las culpas contumaces.

Despojándonos del miedo con el traje,
otra piel bajo la piel del maquillaje
desnudamos a la luz de la verdad.

Tramitamos el placer para purgarnos
de la carne y, ya sin trabas, revelarnos
nuestra esencia trascendente en puridad.

En la mutua indagación aún abismados,
ahora somos dos espejos enfrentados
con la más insoportable oscuridad.



*****************************************************************************

1º MENCIÓN
Rafael Restaino
Pergamino, Provincia de Buenos Aires, Argentina

 
Desde que estás a mi lado                                              


Desde que estás a mi lado, amada mía,
retroceden como perros asustados
     mis banderas tristes,
                           mis pañuelos húmedos,
mi marcha de fantasma sobre cristales rotos.

Y como nunca antes, amada mía, toco las campanas de júbilo
y me agito en un torbellino de sangre, de noche,
de cuerpos húmedos, de sueño y carne.
Qué importa quién te trajo hasta mi cruz de estrellas
si desde que estás a mi lado
en este encuentro y desencuentro que es este caminar inclinado
te has convertido en un río marero,
                                            en un celeste opulento,
                                                                                 en una patria a la que estoy deletreando.
Mujer que me has llegado de lejos y siempre me estás llegando
Aunque sea imposible tener contigo una alegría serenada,
                                                                              un odio serenado
bajo la celeste estrellería de esta llanura te digo:
Aquí está mi rebaño de versos con palomas,
                                                      mi templo de luna,
                                                                                   mi sal,
                                                                                                 mi  lumbre
                                                                                                                y mi sombra.



*********************************************************************************************************

2º MENCIÓN
Aldo Renato Guardatti
Salta, Argentina


 
DESANDANDO LUNAS                         

Ya juega mi niño a las escondidas,
en tu cuna viva, pleno de cariño.
Ya ejerce un hechizo en tu alma y la mía,
es una poesía en tu vientre bendito.

Y ya en tu figura se nota, incipiente,
que crece tu vientre en sueños de luna,
y amorosa acunas, hermosa y sonriente,
un niño inocente que de amor te abruma.

Te miro desnuda, de ilusión colmada
y en tu cuerpo avanza un mar de ternura,
y estrellas auguran milagros y magia
poblando la casa tras de nueve lunas.

Y sin darte cuenta vas cantando nanas
que brotan de tu alma vestida de fiesta,
y al cantar alejas a las brujas malas,
y duendes y hadas danzan a tu vuelta.

Mi niño ya viene desandando lunas,
disolviendo brumas, remontando edenes,
y entre cascabeles mi futuro alumbra.
Desandando lunas mi niño ya viene.-


********************************************************************************************************

3º MENCIÓN
María Cristina Cordido
Azul, Provincia de Buenos Aires, Argentina


Nostalgia                                

Apenas soy la voz de la distancia,
un eco   fugaz que solo pasa
cabalgando  en la noche sin mañana.
Apenas soy la imagen recostada
junto  al paisaje gris de la nostalgia.
Y un viento de abril que se desgarra
en el otoño triste  de mis ansias,
de ser lo que no fui, canción callada,
que muere entre las hojas desangrada.

Y la tarde vendrá cuando te marchas
peregrino de ausencia que me aguarda
cuando muere la luz de la esperanza.
Y  el silencio vendrá ya sin palabras,
sin decir un por qué, sin  decir nada,
hacia la luz que yace en tu mirada.
Y  la tarde se irá triste, callada,
remolinos de sombras desoladas
yacen junto al fuego de la savia
que se quedó vacía una mañana
cuando  tu nombre fue llanto y plegaria

lunes, 28 de noviembre de 2016

Ruth Sánchez, 17 años-Argentina/Noviembre de 2016

Título: Cisnes
Técnica: Oleo en madera
Medidas: 40 por 20.

Victoria Rodríguez, 17años-Argentina/Noviembre de 2016



Que las vueltas de la vida
Me terminen dando la razón,
Que el tiempo y el espacio

Curen las heridas de amor.
Que las eternas risas
No terminen junto al alcohol,
Que de tanto mirarte
Viva mi sueño, con vos.
Y que no haya sal sin olas
Y nada queme más que el sol,
Que ya no sangre más la herida
Por caminar sin rumbo.
Y que la sombra siga oscura
Pero sea feliz sin pudor,
Que los matices de la tierra
No nos inciten al temor.
Ojalá fuéramos la calma
De todo un mundo feroz,
Que mira más de lo que late
Que es tan ciego al color.

José Alexander González Quizhpe-Ecuador/Noviembre de 2016



LA VERDADERA FELICIDAD
El clima no parece arremeter contra la calma...
¡Hoy es un día esplendido y soleado!
Siento en mi cara el viento marino,
comienzo a imaginarme muchas cosas buenas.
Pensé que el viaje a Varsovia había sido mejor
pero ahora entiendo que la playa es mejor,
es mejor porque hay un inmenso espacio
para caminar y para que el alma se despeje de cualquier cosa negativa.
Ayer, un canillita me vendió un revista que decía “Pasos para ser feliz”.
Leí y comtemplé muchas cosas demasiado empalagosas, el final, me di cuenta y concluí que la felicidad no es lo extravagante, son las pequeñas cosas que nos da la vida.

domingo, 27 de noviembre de 2016

Micaela González-Argentina/Noviembre de 2016

Título: Suspenso

Emilia Chávez Miranda (6 años) Con su abuelo Luis Alberto Chávez Fócil-México/Noviembre de 2016




Picolín, el pollito de mi nieta amaneció muerto. Ella estaba devastada, un mar de lágrimas.
-Hija, Picolín se fue al cielo de los pollitos, y allá está muy bien.
-¿Y no se lo van a comer?
-No, cómo crees. Va a andar jugando, feliz.
A Picolín lo sepultamos en el patio esa misma mañana.
-Ángel de mi guarda -dijo mi nieta- que no se lo vayan a llevar hasta el infierno, amén.


-Abuelo ¿tú has visto a Dios?
-Lo veo todos los días: es igualito a ti.
-Entonces está guapo.


-Ya tienes cuatro años 
¿y no has aprendido a amarrarte las agujetas?
                                                     -No, eso es hasta que tenga cien años.

Justina Cabral-Mar del Plata, Argentina/Noviembre de 2016



IVÁN

De visita la pereza
vino a mi puerta a jugar,
de pronto quedó dormida
sobre el jabón de lavar.

Pero en un susto aprendió
con un maullido a flotar…
¡Así mi amarillo gato
juntó estrellitas en par!

Micropoema inspirado en una anécdota de mi amiga Marta Graciela Trainini, sobre su gato.

Virginia Andrea-Argentina/Noviembre de 2016



BLANCO
Como la porcelana delicada,
como lo delicado es puro,
como lo puro se representa con blanco,
y en lo blanco se comienza
a escribir e imaginar
cosas nuevas.

Nélida Vschebor-Argentina/Noviembre de 2016



ALGARABÍA


Me topé con enemigo amable
que creía en mi atravesada lógica
para delinear el combate
Así juntos desandamos
el camino no marcado
Vaciamos cantos en alforjas
y risas iluminadas
Destapamos la alegría
envasada en nuestra alma
Quedaba lejos el cercano ruido
de metrallas y morteros


de pronto se cayó el cielo
sobre mi amable enemigo
Quedé solo en la algarabía
del silencioso destino

Federico Skliar-Argentina/Noviembre de 2016



persona en sillas de ruedas
tan limitado se encuentra en su vida,
terrenal aquella persona dulce que me suele saludar,
peinando canas el anda en sillas de ruedas esta,
con una mesa pegada donde medias vendera, 
unas  horas en la vereda  de una  avenida esta coleccionando,
dinero que solo el  utilizara,
no falta nunca y llega en el horario puntual,
mirando como la clientela le va a el a comprar, 
con la experiencia  marcada de un  diferente  señor, 
defendiendo como siempre este trabajo al que amo,
la vereda tiene sentido al poder uno caminar,
escuchando su voz suave grabarse ante el aire oficial, 
el es un canto al destino de  los que no se  rendiran,
ante el primer inconveniente que en la vida sepan encontrar,
charlando con un tono amable su triunfo otro dia sera, 
siempre que puedo recuerdo a ese vendedor legal, 
sus arrugas delatan su  mas lejana edad,
dueño de una bondad rutinaria que su huella como persona,
sera  pasar  por esta vida   siendo un ejemplo a imitar.

Luis Tulio Siburu-Argentina/Noviembre de 2016



EL PAVO REAL                                            
No Genaro, no es cosa de un día. Hablamos de semanas, meses, en realidad te rascaste las guindas toda tu vida, o al menos estos primeros cuarenta y cuatro años, y perdoná si te lo digo con estos términos  burdos y güasos, pero a veces la terminología de la calle marca mejor y concretamente un hecho que para explicarlo llevaría muchas palabras correctas pero huecas.
Por supuesto es lo que vos elegiste para llevar tu existencia y yo no tendría que meterme ni juzgarte ni darte consejos, pero permitíme que como hermano mayor descargue mi bronca, al menos para salvaguardar la memoria de nuestros padres que se pelaron el culo para mantener a sus tres hijos y darles un futuro.
Vos te cagaste en ellos y en nosotros y con la herencia subdividida del campo de Vicente Casares – en lugar de hacer una sociedad familiar agropecuaria como soñaba papá -  se te dio por el rateo en una secundaria nunca terminada, el escabio y el puterío en las continuas noches de boliche, el uso permanente de la caja de ahorro que nos habían abierto a cada uno por separado para solventar gastos que pudieran sobrevenir a las  enfermedades y muerte de los viejos.
Y acá llego al punto crucial que te quiero reprochar, porque es lo que más duele a los Milanesi. Te olvidaste de los valores de una cuna de esfuerzo y  colaboración entre todos que nació allá en la Emilia Romagna y que se desarrolló fuerte cuando llegamos de chicos a la Argentina. Pero a vos jamás se te dio por el laburo ni los lazos familiares. Tus objetivos eran otros y vaya si los fueron.
Ahora paseás manejando el último modelo cuatro puertas por las calles de la vecina Cañuelas, desparramando orgullo de tu ascendencia italiana que se hizo la América, vanidoso de la rubia que siempre te acompaña seducida por tu billetera. Y por sobre todo arrogante, sin saludar a quienes aún con mucho trajín no han llegado a tu posición económica. 
Ni que te estuviera viendo. Con el brazo desnudo fuera de la ventanilla. Para que te envidien todos el tatuaje de pavo real. En eso sí que elegiste bien. Llevás la marca en el orillo. Pero no de los Milanesi. Sólo de Genaro.

Alicia Scordomaglia-Argentina/Noviembre de 2016



TEMORES DE INFANCIA

Cada noche
Temores ocultos
Recorren el cuarto
No puede cerrar sus ojos…
Tiembla de sólo pensarlo…

Su tierna cabecita
La oscuridad
Torna en llanto…

¡No apagues la luz mamita!
¡Quédate aquí, a mi lado!
 Que el hombre de la bolsa
Anda por ahí  rondando.


Edelweys Schaffner-Uruguay/Noviembre de 2016




DESPEDIDA
Es terrible saber que se rompe,
El hilo delgado que nos unió alguna vez.
Neblina en tu interior.
Corazón en el tiempo.
Suspendida en telarañas,
En una habitación alquilada…
Que dejaste entre sobras,
Como un basurero,
De recuerdos, de sentimientos…
Chatarra maldita,
Que arrastramos dolientes…
Aunque no se quiera,
Camino a lo eterno.