jueves, 21 de marzo de 2019

Leticia Rodríguez Tecuautzin-México/Marzo de 2019

Flores
Artesanía

Ivone Ferreyra-Argentina/Marzo de 2019

Conejitos recién nacido
Fotografía

Catalina Acevedo-Argentina/Marzo de 2019

Magia

David Esteban Vidal-Chile/Marzo de 2019

CARTA DE AMOR A UNA DESCONOCIDA 

 
Nuevamente yo, relajado, después de dormir, la calma, mis trastornos, todo un poco calmado. Vivo tomando hiervas para relajarme y pastillas. No está tan mal como muchos dicen. Quiero estar bien como todos quieren. ¿Alguien quiere verme mal? Yo si, dentro de mi odio también quiero ver gente mal, sintiéndose como la mierda por causa del daño que me ha hecho. ¡Hey! Soy humano, tengo mis falencias. También tengo corazón, pero esa cosa es sagrada, no se le entrega a cualquiera, debe ser algo que se gane con el tiempo, la constancia. Hoy muchos usan la palabra “te quiero” como si fuera cualquier cosa, yo no soy uno de esos y salgo lastimado por la decepción. ¿Y te amo? Eso es divino, tanto así que he decidido no volver a pronunciar esa palabra hasta que tú me hagas explotar el corazón de dicha y cures mi soledad. Unos tontos dicen que debo quererme primero para querer a otros, pero hablan desde su punto de vista subjetivo. Yo tengo que lidiar con tormentos que están en mis ánimos y mi propia cabeza. Déjame luchar y vencer. No necesito que me digas como debo quererme, yo lo hago a mi modo. Mi modo puede estar equivocado, pero sigo aquí aunque a veces no quisiera. Dejar de existir a veces me tienta, es como desear el descanso y que termine la guerra. He estado en esos estados y continúo aquí. ¿La razón? Ello no quiere morir, quiere reproducirse en otros seres y tomar otras formas. Soy humano.
Quiero encontrar mi hogar, ¿entienden de lo que hablo? Mi lugar en este mundo, cálido y aunque sea en una isla. Espero que no sea tarde jamás. Tal vez encuentre el amor cuando sea mucho más viejo. Con una mujer que también haya vivido muchas cosas. Tal vez nos encontremos amor en otro tiempo. Tal vez. Porque mi idea del amor contempla a dos personas que se quieren mutuamente, de tal forma que luchan codo a codo por mantener su isla, su nido, cálido. Porque yo creo en el amor a pesar de ser realista. A pesar de ser tan defectuoso. Yo sanaré y tomaré decisiones importantes. Aparecerás tú y te reconoceré. Pero eres tú la que debe tomar la decisión de acercarte a mi, porque soy muy tímido para yo hacerlo. Te estaré esperando.

Leticia Rodriguez Tecuautzin-México/Marzo de 2019

DESTINO

En este andar por las calles empedradas de mi destino, he visto caer árboles que han sido arrancados, de tajo, por la fúrica tempestad de los ayeres, he visto morir mis manos, cavando pozos en un desierto, mientras cuerpos desnudos, tiritan, entre los susurros del deseo, colgados como marionetas, manejados por su sexo y perdidos en este laberinto de soledades, desfallecidos, vacíos, inertes; me niego a ser parte de esa nada, aunque no sé si estoy dentro o estoy fuera, si soy sólo parte de un recuerdo o si sigo en el camino, buscando algo que nunca encuentro, me lleno de ansiedad y grito, tan sólo la soledad viene a mi auxilio, creo que he muerto más de mil veces, aunque aquí siga vivo y recorriendo los caminos de la vida.



Maité Ponce-Bolivia/Marzo de 2019

ME AMARÁS

Estás extrañándome...
lo sé.
Hoy vas a soñarme
y cuando me encuentres
me amarás,
como cuando estás despierto.

Vanessa Pérez-Colombia/Marzo de 2019

ERES FUEGO 

 
Tu rostro se adorna entre llamas extendidas,
que brotan de tus sienes
y se orillan en tu boca enternecida.
Eres fuego que abraza, eres fuego que calcina
y como el infierno en una gota
se refleja tu rostro en mi pupila.