martes, 21 de febrero de 2017

George Reyes-México/Febrero de 2017



PLATEADO ESTOY MÁS QUE LA LUNA

Me bañé de aurora, plateado estoy más que la luna;
aquella de esas noches tendida al lado mío es pálida
que la apaga el brillo de mi insomnio.

La aurora disuelve el hielo de este prado
que agujera los trozos de verano de soleado invierno,
que al sol quiere tapar con los huesos de sus árboles.

La aurora salta a mi ventana y se cuela al centro mío,
cuando yo doy vueltas la página del verso,
            cuando se alza mi gemido como nube al cielo,
                         cuando se extravía tu sonido entre mil polifonías,
                                     cuando el reloj que llevo dentro se detiene.

Favio Eduardo Santiago-Argentina/Febrero de 2017



Gestos

Colchón de sueños enardecidos
proliferando en las profundidades,
coligados en la búsqueda a tu luz,
para empujar del bote a tus sanos impulsos
de la frágil incomodidad y los desechos.
Algunos despojos del invierno
 que perduran en lo puesto.

Lerdas las decisiones del después
limitando las alas por las cuerdas marcadas
en fugaces cuerpos, de uñas rasgando huesos.
Como la música descubre oídos y silencios
en la dulce melodía de un arpegio.

Sustraí tu risa sintiendo resguardo
entre las flores de este místico y delicado pueblo.
Para despertar a los bosques de lo cierto,
penetrándome en la magia de tus  cuentos.

La sutileza es la dulzura de la vida
que exponen tus ojos buenos,
caminar sobre un absorbente algodonero
exaltado de momentos sin necesidades de argumentos,
que te sacuda de la abundancia hacia un desierto,
de la complicidad a la humedad de un desencuentro.

Nunca vi un hombre templar las manos
que saben a naturaleza  adentro,
Que vive, renace y se alimenta con tus gestos,
 y este delirio de palabras en recuerdos.

Ruth Sánchez-Argentina/Febrero de 2017



AMISTAD

(Dedicado a Ezequiel Cámara y Justina Cabral)

Alma desnuda de sueño y realidad,
semejante a mí, pero no igual...
eso es lo mejor de la amistad pura,
entre risas forjando al camino,
dejando recuerdos al andar
(que las olas lleven nuestros secretos
al fondo del mar).

Una perla, hermano me das,
si caigo me levantas,
y tus palabras, aún duras pero sinceras
me dirán siempre la verdad.

Génesis Sánchez Díaz-Ecuador/Febrero de 2017



NO CREO

No creo en las promesas,
no creo en una propuesta de momento,
algo que es tan fácil de llevar para el viento
y tan difícil de olvidar para el pensamiento.

No creo en las promesas,
vanas propuestas del momento,
algo que a veces es tan incierto
de saber si se terminarán cumpliendo.

No creo en las promesas,
no creo en sus promesas…

Victoria Rodríguez-Argentina/Febrero de 2017



·                     NEGROS Y AMARGOS

Negros y amargos
los granos secos
con agua hirviendo
irán muriendo.

Tus palabras enfrían
la obra de arte
que de solo amarte
se endulza sola.

Y si es tu excusa
para conocerme,
el insomnio vuelve
para quedarse.

Y sin pensarlo
me tomo el vicio
(que desperdicio
por tus palabras).

Negros y amargos
en un principio,
y se fundieron
para vivirnos.

Dana Laila-México/Febrero de 2017



EL SILENCIO

No hay un día
en el que no me pierda
entre todas las voces de la gente.
No hay un día en el que no salga
de mi casa escuchando los sonidos de la ciudad.
El silencio me atrapa
entre el viento que pasa por mi casa.
No hay un momento de mi vida
dónde no dejo de pensar
en integrarme a la naturaleza.
Sólo el silencio, el viento soplando las hojas,
los pájaros cantando y el sonido del mar.
¡Ah que bello sería estar ahí!
¿Y si te dijera que puedes encontrar ese lugar,
en el silencio de tu interior?

José Alexander González Quizhpe-Ecuador/Febrero de 2017



FUGAZ INTENTO ROMÁNTICO

Monótono es el diálogo entre dos amigos que se quieren mucho, como el te quiero mucho o estaré contigo en las buenas y las malas. ¿Acaso la espada de la soledad no te parte en dos cuando abres tu cofre de amor y cariño y si lo dices a ella? Pero ella, con indiferencia dice no (está bien). Mil y diez mil tristezas estarán en mi mente y corazón. El calendario de cada año pasará rápidamente y tú, en otra latitud, riendo y siendo feliz. Eso es lo que quiero, pero a la vez no. Yo hubiera sido una enorme dicha en tu vida, pero ahora el destino me llama y como niño pequeño me lleva de la mano, por el camino de la vida, hasta encontrar a la chica correcta. Me duele que en un fugaz momento te hayas ido y que el esfuerzo de mi brújula sentimental haya sido en vano. ¡Está bien! Por lo menos me queda el recuerdo de saber que lo intenté y estoy contento porque me concediste un deseo: Ser tu amante en secreto.