jueves, 19 de abril de 2012

Santiago Espel-Buenos Aires, Argentina/Abril de 2012



Hortensias


El degradeé de las hortensias: suave la coloración,
el pimpollo tenue y amarillo al principio; la pálida
bóveda celeste luego, anémica, casi; el azul lila sin
ser lívido, y por último, esa apariencia morada,
frutal, redonda, tan parecida a aquellas gorras de baño
que usaban las mujeres para no arruinarse el pelo.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente Santiago,

La construcción y el remate final.
Así es mi profe


Luis Siburu

Mercede Saenz dijo...

Estuve en la coordinación de un encuentro en Olivos. Es muy interesante e inteligente Santiago. Empecé a sumergirme en su lectura. Me parece muy buena.
Un afectuoso saludo
Mercedes Sáenz