miércoles, 22 de mayo de 2013

Amanda Espejo-Quilicura, comuna de Santiago de Chile/Mayo de 2013

RITUAL



Atesorar

guardar en ánfora sagrada
cada destrozo tuyo

descomponer para ello
todo sema de tu nombre

desarticular el canto
que de tu garganta nace
y la grafía que fluye
de tu lengua exudante.

desmembrar cada trazo
la largura
la tersura
la blancura insolente
de la piel que te contiene

destejer en mil sentidos
cada fibra de cabello
despedazar cada vértebra
libar todo huesecillo
hasta verter el néctar
en la hondura concebida

desconocer todo credo
repulsión o consecuencia

(insumisar los sentidos)

devorar hasta el residuo
la mínima de tus huellas
y atesorar el acto de ésta,
Mi Última Cena.

3 comentarios:

Amanda Espejo dijo...



Apreciada Graciela Diana:

Nuevamente me sorprendes dedicándome en espacio en tu prestigiosa revista. muy agradecida de ello, además de que este poema significa mucho para mí.

He dejado constancia de tu gesto en mi página personal.

Abrazos, desde Chile!

Rocío L'Amar dijo...

percepción integral de mente y cuerpo... un agrado leerte. Ro

Amanda Espejo dijo...

Gracias Rocío...Me gusta mucho estemos más cercanas para conocernos más.

Un abrazo sincero.