lunes, 21 de octubre de 2013

Reynaldo García Blanco-Octubre de 2013

ALFONSINA Y EL BAR

No es posible que te llames así
y que vengas a este sitio

Los parroquianos cantan en desorden
Y tú humedeces el cristal

¿Lágrimas
o escorpiones?

Esto he de contarlo
por ahora lo escribo

Que te llames Alfonsina
y vengas en las noches a llorar
donde los hombres vienen a reírse de la muerte.



4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso tu poema,Rey, sobre todo porque elegiste el nombre más acertado... Alfonsina... y no es raro que llore... pobre Alfonsina, creo que somos tantos a quererla !
Celina

Lina Caffarello dijo...

Salve, Rey: tus poemas nos transmiten el ritmo y los aires caribeños aunque, como ahora, lleven incorporado el espíritu de esta poeta de nuestras latitudes. Abrazos digitales, Lina

Marta Susana Díaz dijo...

Y Reynaldo llegó con Alfonsina a regalarnos sus poemas con sal de lágrimas y Mar Caribe. ¡Me encantó!

Amanda Espejo dijo...

Me ha gustado entrar, al azar, y leer tu poema. Bello. Lo preciso.

Felicitaciones y saludos desde Chile.