miércoles, 21 de mayo de 2014

Teófilo Rojas López Tunja, Boyacá; Colombia/Mayo de 2014



REINA DE REINAS

No te alejes de mi lado, preciosa criatura mía;
Palabras que pronunciaste: el día de mi partida.

Los ruegos nada importaron, pudo más la terquedad,
Partí a lo desconocido; maldiciendo sin cesar.
Obtuve grandes elogios, en ese mi trasegar;
Frutos la vida produjo, la bolsa logre llenar…
Sin embargo carecía del afecto verdadero,
El que provee la vida, sin esperar ningún premio.

Abatido (a) en soledad, planes hacía para verla…
Volver prontito al hogar: pedir perdón por la ofensa.
Brindarle cariño pleno, gratitud y recompensa;
Eso sería fabuloso, la libraría de cadenas.

(La vida ofrendo completa para que así, yo existiera;
Merece todo el esfuerzo, al fin y al cabo es la Reina.)

Correr ligero a abrazarla, no debe pasar más tiempo,
Debo decirle poemas que tengo en el pensamiento.
Esos que siempre he pensado. Ha llegado ya el momento.

HERMOSA POR SOBRE TODO,
RADIANTE COMO UNA ESTRELLA.
VIRTUOSA CRIATURA SANTA,
LINDA MUJER; LA MÁS BELLA.

Tú en el vientre me llevaste, donde tus pasos andaban,
Anhelando a cada instante; el día de mi llegada.
Ese día se cumplió, como tal Tú lo anhelabas,
Iluminando el hogar; nueva luz allí brillaba.
Tu mano bien me condujo, primeros pasitos daba,
Las palabras me enseñaste y también la carcajada.

…Lamento el instante aquel, ese día de la bobada,
Maldito momento absurdo, cuando desprecie la casa.
Tú: Tú en la puerta sollozabas pidiendo que me quedara;
Con rabia voltee la espalda sin escuchar tus palabras.

El orgullo pretencioso: endureció el corazón,
Marche lleno (a) de arrogancia, sin importar tú dolor;
Solita quedaste Reina con amarga decepción.

Lejos del hogar bendito, donde crecí con cariño,
Sé que no has tenido paz a causa de mi delirio…
OH. Mi Reina consentida, añoro cuando de niño (a),
Juntito con mis hermanos, compartíamos con cariño:
“El pan y el agua panela, las uchuvas y mortiños”.

Recuerdo ese mantelito, que adornaba aquella mesa,
Ese que bordaste un día; con tus lindas manos tiernas.

Malandrinas ambiciones ¿cuánto sufrir, cuanta pena?
Por andar tras de mi huella, tiene inflamadas las venas,
A causa del desengaño; vive cargando cadenas.

Tierno (a) nací de bebe, niño (a) crecí entre sus brazos,
Joven fuerte me forme recostado (a) en su regazo.
Adulto (a) salí corriendo a buscar pan y pedazo,
Despreciando sin pensar a mí Lindo Ser Amado.

Pido perdón: Reina bella; por esa mi calentura.
Mereces un homenaje. EN VIDA ¡Mujer Bonita!
Más tarde ya para que, cuando la tierra le cubra;
He de abrazarla HOY AQUÍ, y no en una sepultura.

Tengo que decirle sí, que le amo con toda mi alma…
Tú me trajiste a la vida,
Tú me tendiste la cama.
Tú limpiaste mi colita,
Tú me enseñaste palabras,
Cuido de mí cuando niño (a),
Sano también mis heridas, cuando pequeño (a) jugaba.

Muchas noches pasó en vela, cuando la fiebre acosaba,
Sin importar tus dolores, siempre a mi lado; ahí estabas.
Como he pagado el cariño que con paciencia me dabas;
Malamente me porte, grosero (a) te contestaba.
        
El corazón yermo está, quemante como la braza,
Todo ocurrió por iluso (a) y alejarme de la casa.
Anduve solo (a) en el mundo, durmiendo en calles y plazas,
A sabiendas que el hogar, tiene tendida una cama;
Con cobijas lavaditas y sabanas perfumadas…

Gratitud por darme vida y con amor enseñarme;
BELLA TÚ ¡REINA DE REINAS!                                                              
Reconozco Tu Cariño, Brindo Efusivo Homenaje,
A Ti Ser Maravilloso; Que llevas Por Nombre: MADRE.

1 comentario:

Ahablandoenpublico dijo...

Desde Tunja, Boyacá; Colombia: GRATITUD por Su !GENEROSA!!!!Publicación.

Invita a mirar alto y, apura el paso para alcanzar la Cima de lo posible.

Gracias; Muchas Gracias. Por Su Amable Gesto.