sábado, 25 de agosto de 2018

María Cristina Chiama-Argentina/Agosto de 2018


Cajón

Guardo  hojas viejas, húmedas
hasta sin usar,
con los márgenes oxidados.
Entre ellas un gusanito
se recluyó con la astucia
de los que duermen entre cartones
en la calle.
Ese gesto mínimo
con la cadencia de un por favor
me hace cerrar el cajón.

5 comentarios:

Gladys Mirta Lepori dijo...

hermoso cristina!!

Lidia Inés Nicolai dijo...

Que sutil este poema. Me maravillo. Felicitaciones.

Ana Lucia Martinez dijo...

muy lindo tu poema Cristina

Maria Alen Lloyd dijo...

Una delicadeza, este poema.

Unknown dijo...

Sutil el poema Cristina.