lunes, 24 de septiembre de 2012

Laura Beatriz Chiesa-Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires, Argentina/Septiembre de 2012


CABALLO DE NAIPE


Movimiento constante
con ruido de silencio,
transita en el mazo
su triste cabalgar.
No pudiendo alejarse
de esas cuarenta hojas,
que marean su cuerpo
al querer barajar.
Estampa con presencia
de jinete arrancado
de un cuento que narraba
su apariencia viril,
que enamoró en sus sueños
la niña desdichada
pues de noche escapaba
de su celda infeliz.
Caballito inocente
con colores brillantes,
de cola endurecida
y mirada sin fin.
¡Si se escucha el relincho
de tu imagen ceñida
a ese cuadro encerrado
del que intentas huir!.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno

Beatriz Chiabrera de Marchisone dijo...

Muy tierno Laura, me encantó.

Gladys Acevedo dijo...

ME ENCANTÓ LAURA QUERIDA. UN ABRAZO Y FELICITACIONES. GLADYS

Alberto José Luis Podestá dijo...

Estuve buena parte de la tarde leyendo poesía. Esta es la que me gustó más. Gracias Laura. Alberto José Luis Podestá

Anónimo dijo...

hermoso y tierno!!!abrazos
Maria Cristina Fervier

Anónimo dijo...


excelente Laura,con mucha musicalidad, abrazos amiga
Anahí

Anónimo dijo...

Hola Laura, como siempre, este mes también nos deleitas con tu "Caballito de naipes" Van mis laureles para ti. ¡Felicitaciones!Un placer saludarte desde mi Ciudad Condal. Trinidad.

Horacio Fernandez Moreschi dijo...

Siempre es muy bueno leer algo tuyo Laurita - Antes te eschuchábamos más seguido, pero ahora...
Te mando un abrazo laaaaaaaarrrrrrrrrrrrgo.

Anónimo dijo...

MUY DULCE TU POESIA. FELICITACIONES QUERIDA LAURA!
MAGDALENA BO

Anónimo dijo...

este poema tuyo, laura, tan hermoso, lo siento como un homenaje, porque casualmente, este lunes feriado, fui a conocer la feria de Mataderos y vi cómo exigían a los caballos en la carrera de sortijas. en realidad, miré poco, me hizo daño ver tanto castigo. será porque aquí, en villa maría ( donde vivo) ésto no existe. excelente tu dedicación. un abrazo.susana zazzetti.

Anónimo dijo...

David Antonio Sorbille dijo...
Estupendo poema, Laura. Un abrazo

Anónimo dijo...

¡Muy bello y conmovedor, Laura!
Es un placer muy grande encontrarte y leerte.
Aplausos y un beso muy grande
María Rosa León

Anónimo dijo...

Hola Laura!!!!!!

Me hiciste recordar cuando era niña, jugaba a los naipes con mi papá a la escoba de 15. El caballo, el 11.
Delicioso poema lleno de ternura y dulzura. Gracias Laura. Cariños Josefina

SILVIA dijo...

PRECIOSOOOOOO

Abel Espil dijo...

Laura me agrada este verso por todas las imágenes y decires plasmados. .Además me atrae lo cadencioso de su lectura.