lunes, 21 de marzo de 2011

Carlos Caposio-Buenos Aires, Argentina/Marzo de 2011


Fusión



Una gaviota de plomo,
caga al soldado Juan Salvador
que recorre Comala
buscando a Pedro Páramo.

En la isla del silencio
se esconden sotanas de fuego
las piedras alcanzan el cielo
sin jugar a la Rayuela.

Memorias del convento
sin máquina de volar
para leer el evangelio
según María Magdalena

Ensayo sobre la visión
de doce cuentos de burgueses
con cien años de compañía.

Un buen día
habrá un túnel sin celos
sin resistencia antes del fin.

Perdidas en las bermudas del Aleph,
las gotas de nieve
manchan la sangre
de una Infancia sin Inocencia
de Juventud y Desgracia.

En el día boca abajo
el lobo está en la ciudad,
Sidarta está en la estepa
de los Ojos de gato rojo

El Hijo de hombre
lee poemas de Goethe sin barca
y es supremo en el baldío.

Neruda, paz en Machado
Bukowski, Octavio en Baudelaire
Y el Principe no es tan Maquiavelo
sino guerrero de la oscuridad

Oliverio que no gira hondo
porque Pessoa interpreta los sueños
de todos los Freud

Una masacre a sangre fría
sin operación
cuenta ovejas que no caen
por el desbarrancadero

El llano en aguas
Escribe cartas para plagiar
por el tubo de Papillón

Ya no vuelan más hojarascas
la maga está con el Horacio
.

4 comentarios:

Calipso dijo...

Te felicito Carlos, muy ingenioso tu poema, magnífico.
Sos un gran poeta.
Ingrid

Anónimo dijo...

Carlos que bueno que está tu poema!!!!

Me encaantó!!!!!

Beso Jóse

Anónimo dijo...

Carlos que bueno que está tu poema!!!!

Me encaantó!!!!!

Beso Jóse

Malacara dijo...

Que buenos mimos, gracias.