lunes, 21 de marzo de 2011

Josefina Fidalgo-Buenos Aires, Argentina/Marzo de 2011

La noche empantanada
      arrepentida de llanto
prisionera del perdón
        transcurre por un lento andén
La duda       la verdad        el error.

Acurrucada en el temblequeo de sombras
           se pierde en el mudo morir de las horas

El  aroma   enfermizo           residual
            de   pasos  perdidos
                    soba  las  pulsiones
Brisa  amarga  en  los ojos  marchitos

Una  pasión  de  lodo   va  tejiendo  su  esgrima

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Jose, me encantó el remate del poema, un cariño Alicia.

trinidad dijo...

Jose, sensibilidad y emoción, lo dicho: Bécquer. Un abrazo Trinidad.

Anónimo dijo...

JOSEFINA,
COMO NO TIENE TITULO SE LO PONGO YO : " MARAVILLA"......PARA PONERLE UN MARCO A TUS VERSOS MARAVILLOSOS.

LUIS SIBURU

Laura Beatriz Chiesa dijo...

Josefina: metafórico poema que nos trae los quejidos silenciosos de la noche, un gran tema. Abrazos,

Norma Segades - Manias dijo...

Muchas gracias Josefina por compartir la belleza de tu inspiración. Te abrazo, Norma