martes, 21 de abril de 2015

Rubén Callejas-Rosario, Santa Fe, Argentina/Abril de 2015



Llamen a los bomberos




Llamen a los bomberos
a un bombero a dos, a dieciséis
se extrema el crepitar de Dios
se prende fuego
apaguen la muerte
empapen la cobriza luz de las cruces oxidadas
y de sus ojos
sus ojos queman en el vientre
en la ácida madrugada
llamen a los bomberos
a los que encuentren caminando
por la vereda
por los ángulos filosos de esta noche
quiero escuchar sirenas
muchas sirenas
que rompan en lluvia los miedos, los adioses y una flor

llamen a los bomberos
con cartas que tiemblen de soledad
chiflando fuerte
a los gritos o llorando
como sea
pero llámenlos
llamen a los bomberos
que Dios ha muerto
se murió quemado con su propio amor.

2 comentarios:

Lina Caffarello dijo...

Excelente poema de Rubén Callejas, me recuerda un poco a la poética de Oliverio Girondo. Mis saludos.

Ruben Callejas dijo...

Muchas gracias Lina, tenés palabras muy lindas para el poema y que honor que te traiga a la cabeza a un poeta de la magnitud de Girondo, un abrazo.