domingo, 19 de febrero de 2012

Josefina Fidalgo-Buenos Aires, Argentina/Febrero de 2012


COMO UNA SAETA


En  ningún lugar se esconde mi voz
       va más allá de las murallas
                  libre  vuela y vuela
Atraviesa   precipicios
                   montañas  océanos

Traga lunas    aparta nubes    sortea estrellas

Penetra como un rayo avasallante en los templos
Y avanza imparable 
                    persiguiendo vientos

Moviliza las cruces encendidas    
Ahuyenta  pájaros
                   sacude  sombras
                                 emociona  estatuas
Se filtra vertiginosa
                   y  en  estallidos  retumba
en el eco de la gruta perforada

Rebota y se desangra
          en la aldea de rosarios dormidos
                    donde fue engendrada

Despliega  su caudal  sonoro
            desnuda su alma en la intemperie
                      Y logra  conmover y conmoverse

del libro Espiral concétrico

5 comentarios:

Juan dijo...

¡Tu voz!
¡Ay tu voz!

Juan

Volarela dijo...

Me encantó el eco de tu saeta imparable.

...Que no pare..

Un abrazo.

Maite

trinidad dijo...

Querida Jose, que alguien le ponga muica por favor, a esa hermosa saeta. Trinidad

Laura Beatriz Chiesa dijo...

Josefina: te veo cabalgando en la saeta, rompiendo vientos, perforando montañas y llegando, al interior de tí, de donde -en realidad- partió. Besitos,

abel dijo...

El escribir de Josefina , es volar sin horizonte .
Muy bello el escribir, con la clara manifestación del sin tiempo, sin espacio, sin limites.
Reitero : bello Josefina.
Abel Espil