martes, 21 de febrero de 2012

Nelson Javier Salinas Soto-Chile/Febrero de 2012


  Adán el verdugo que llevamos dentro

Siete miedos han caído
sobre los hombros de
          Adán
       el verdugo
que los envía con sus ojos
       de taladros
          al edén.
Culpa tiene por el miedo
       de ser mono
     o super hombre,
       pisa cabezas
      y no mira atrás,
dispara abrazos de medusas
     cerrando los ojos
y se queda solo
         se queda solo
ahorcándose con sus manos
        llenas de sangre
       de frutas podridas.

3 comentarios:

Juan dijo...

Desde el amanecer la soledad nos persigue.
Juan

Anónimo dijo...

Que fuerte y que bueno este poema Nelson!!! me gusta

besos Josefina

Anónimo dijo...

Excelente!! la poesía muchas veces parece muerta, esto hace ver que hay elementos nuevos por ver.