jueves, 22 de noviembre de 2012

Emilia Marcano Quijada-Venezuela/Noviembre de 2012

LA GUERRERA 

Por muchos golpes que me dé la vida 
y toda la inmundicia callejera
no tengo más opción, ni más salida 
que levantar las armas de guerrera. 

¿Que se acabó el amor? Eso hay de sobra 
¿Por qué no soy feliz? Nadie lo ha sido 
la carcajada es una vil maniobra
de quien siendo feliz, mucho ha mentido. 

La verdadera proeza es levantarse 
y nunca abandonar el buen camino
luchar, perseverar y no entregarse 
a las arremetidas del destino. 

No importa si he llorado, si he sufrido 
no me dejo abatir por la ceguera
y llevo en mi estandarte colorido
!hasta la muerte mi alma de guerrera¡

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso mi querida Emi, muy hermoso y profundo este poema.

Emilia Marcano dijo...

Muchas gracias, reciban todos un gran abrazo desde Venezuela. ¡BESOS GRACIELA!