jueves, 23 de junio de 2016

Cristhian Chiscul Uriarte (20 años)-Perú/Junio de 2016




Y de repente te fuiste al camino de la Etérea vida en los Cielos:
Hiciste una épica batalla en este mundo terrenal, de donde sacaste el mejor provecho de la vida, tanto fue tu eximio sentimiento por dejar tu marca por el sendero de esta etérea belleza de lo que es vivir a cuesta de todo.
Pero luego, luego aconsejabas diciendo: No reniegues de la vida, simplemente agradece y sonríe, así uno no envejece y gana un poco más de tiempo.
Sin embargo entre tanto consejo y consejo ibas dejando enseñanzas que ahora dan una lúcida perspectiva de lo que es seguir y buscar seguridad en cada paso que damos.
Sin embargo, la vida es efímera y sin tener miedo a lo que se veía venir te acechó la muerte, esa silenciosa sombra que te coge por la espalda y desata que te des tu último suspiro sin dejar despedirte de tus más allegados seres con los que compartiste gratos y memorables momentos.
Eres el roble de una sólida familia...
¡Descansa en Paz gran Abuelo!


No hay comentarios: