martes, 21 de junio de 2016

Wálter Barrantes Chacón-Costa Rica/Junio de 2016



EVANGELIO

Yo sé que vos vivís
en el corazón de las naranjas
con su jugo y su miel
 y esos gajos turgentes que destilan
pasiones de sed de mediodía
…y te crecen semillas
y tenés azahares
 que van sembrando aromas
en la punta de un soplo de febrero.

Yo sé que sos la radio
que te crecen baladas en los poros
y que no hay comerciales en tus labios,
solo noticias buenas:
Los viajes estelares a un planeta
que tiene siete lunas.
La sobrepoblación de mariposas
en las selvas de mi alma.
El aumento constante de
todos los salarios de los pobres.
El cierre permanente
de toda xenofobia en las fronteras,
La destrucción masiva de cuanta arma letal
se había inventado.
La siembra de aguaceros
en todos los desiertos de la tierra…

Yo sé que sos un parque
donde juegan los niños
 a corretear la sombra de sus sueños,
a intercambiar canicas y muñecas
a construir con risas:
 escaleras
y puentes
 y alas blancas.

Y sé que sos mi oporto
con su dulce aleteo de luciérnagas
mordiéndome la lengua
con tu corta ebriedad
de “sírvame otro y vamos a la cama”
con tus rubias burbujas de ternuras
subiendo por la copa.

Yo sé que sos la mar
con doce pescadores
con sus redes vacías de pecados
y un hombre caminando sobre el agua
desnuda de tu espalda.


No hay comentarios: