martes, 21 de febrero de 2017

Carlos Parodiz Márquez-Argentina/Febrero de 2017




Entrevista realizada por Carlos A. Parodiz Márquez, a través del correo electrónico, a Rolando Revagliatti y publicada en el Suplemento “Espectáculos y Cultura”  del diario “La Unión” de Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires, la Argentina, el 19.6.2011.





C.P.: ¿Cuál es tu historia personal, Rolando, por lo menos la que quieras contar?

R.R.: Elijo, Carlos, según mi ánimo actual, este recorte: Soy el único hijo de mi padre y mi madre. Mi padre fallece a sus 60 años, cuando yo tenía 21. Y mi madre soporta, desde hace varios años, en pésimas condiciones de salud, el sinsentido de la mera perduración. Mientras, yo perduro estaqueado por la mortificación extrema a la que me somete su  longevidad.


C.P.: ¿Géneros frecuentados?

R.R.: Dramaturgia, exclusivamente en los años setenta; narrativa, casi toda ella en los años ochenta; poesía, con intermitencias, desde la adolescencia.


C.P.: ¿Obra publicada?  ¿Y en qué soportes?

R.R.: En soporte gráfico he publicado un volumen que reúne mi dramaturgia, “Las piezas de un teatro”, dos con cuentos, relatos, microrrelatos: “Historietas del amor”, “Muestra en prosa”, y quince poemarios. Además, “El Revagliastés”, una pequeña antología poética personal, y “Revagliatti – Antología Poética” con selección y prólogo de Eduardo Dalter. Todos cuentan con ediciones electrónicas, disponibles gratuitamente en PDF y en libro Flash, no sólo en mi sitio de autor, www.revagliatti.com.ar , sino que también en bibliotecas virtuales, blogs, etc.


C.P.: ¿Qué significa para vos la poesía, la literatura o aquello que, en el camino de la expresión, te haya conmovido más?

R.R.: Los desgarramientos han sido lo que más me han ido conmoviendo. Y los procesos de restauración, las iniciativas reformuladoras, a veces reformadoras o de horizontes revolucionarios. La dinámica entre aquello que cae, se diluye o degrada y el aura generatriz.


C.P.: ¿Las colaboraciones en medios y la creación de algunos, merecen alguna reflexión?

R.R.: He privilegiado la difusión de mi quehacer literario, tanto como he desestimado el tipo de esmero que requiere ofrecer libros inéditos en convocatorias de toda laya. Me complace llegar a lectores exigentes a través de medios acreditados y también a eventuales lectores de sencillas publicaciones periódicas. Como editor, lo he sido concienzudo y de humildes colecciones de pliegos: tales “Olivari” y Huasi”, en homenaje a esos notables innovadores de la poesía argentina que han sido Nicolás Olivari y Julio Huasi.


C.P.: ¿Sos cuidadoso en el tratamiento y difusión de tu obra?

R.R.: Lo soy (creo para mí). Y coherente.


C.P.: En la literatura, ¿mentores, referentes o valoraciones de alguno de ellos?

R.R.: Mentores, no. Escritores que leí con entusiasmo en mi primera juventud: David Viñas, Adolfo Bioy Casares, Oliverio Girondo, Nicolás Guillén, Ernesto Sábato, Marqués de Sade, Harold Pinter, Simone de Beauvoir, Alfred Jarry, Raúl González Tuñón, Florencio Sánchez, Alfonsina Storni, Honorato de Balzac.


C.P.: ¿Hay un tema no abordado sobre el que quisieras hacer mención?

R.R.: Sí, y podría ser conveniente información para algunas de la personas que recorran esta entrevista, Carlos: mi condición de productor de, hasta ahora, 185 videos absolutamente editados, diseñados (es decir, no socializados “en bruto”, como vienen) por diversos colaboradores. Ellos están disponibles en su totalidad en http://www.youtube.com/user/rolandorevagliatti.


Tres preguntas al margen:
¿Qué es el viento?

R.R.: Fascinante, si estoy a resguardo. Yo soy “hincha” de la brisa.


¿Cuando sale el sol el día saluda?

R.R.: Sobre todo a mí que, como afirmo en el título de un poema, “Yo sí que tengo algo grosso con la noche”.




La noche me encima
                me compele
la noche me vigila

¿Qué atribuyo a esa vigilancia?
¿Y qué vulnera?
¿Consigue vulnerar por un reclamo ínsito?
¿Dónde se formaliza el reclamo?
¿Es firmado e impartido por quién?
¿Hay un sello?

Está sellada
mi vigilancia
del vigilante.


¿Quién es Dios?

R.R.: ¿Un insoslayable? (a esta altura de un campeonato que se prosigue como de indetenible “clausura”).





*


Buenos Aires, abril 2011.


____________________________________________________________________