martes, 21 de febrero de 2017

Ricardo Ponce Castillo-Chile/Febrero de 2017



TE QUIERO

Ya,  ya
no me atormentes más,
por favor, ten piedad de mi,
sí, sí, te quiero, ya,
porque decir algo
que se nota a leguas,
porque revelar una verdad
que es mejor ocultar,
para que lo nuestro
no alcance la mente
de los que no saben pensar,
de los Hodes
que sólo nos van a condenar.

Por eso lo prefiero así,
mirarte en silencio
y fustigar a mi corazón
con un guiño o una mueca maliciosa,
pues su latido rompe el silencio
y su canto llega
hasta las estrellas,
y su caricia imaginaria
abre los surcos
de mi poético corazón
que me llevan a decirte:
¡Sí amor mío,
te quiero!.