martes, 21 de febrero de 2017

Nora Coria-Argentina/Febrero de 2017



HOY HE VISTO EN UNA MUJER

Hoy he visto una mujer. Hoy, acaba de nacer.
Fijé en sus ojos los míos; ella detuvo su mirada
en mí.
Lleva la belleza y el bien en sus pequeñas pupilas.
Parte de un estratégico destino dormita
delineado  en el iris de uno de sus ojos;
y en el otro, el azar es misterioso.

Sé que desde hoy,
incapaz en descifrar herméticos diseños,
e inhabilitada  para predecir fortunas,
intentaré imaginar  infinitos futuros de armonía
en su mirada.
Sé que desde hoy, empeñada en su felicidad,
seré mejor.

Hoy me ha sorprendido otra mujer.
Por primera vez, hoy, acaba de parir.
Me ha mirado como nunca antes,
y me ha visto diferente;
acaso  se ha reconocido en mí,
acaso  se ha encontrado,
definitivamente,  conmigo.

Yo siento  en ella  apenas otra…
Es para mí la misma chiquita
en cuyos ojos deseo advertir
siempre, la felicidad.

Hoy he visto una mujer,
he visto dos;
y somos tres.

Hoy supe del amor, un poco más.